¿Cuál es la historia del cristianismo y sus principales características?

Historia del cristianismo

Durante la historia de la humanidad, el cristianismo ha jugado un papel importante, tanto en las enseñanzas de la moral como en la tendencia política, se dice que es una de las religiones más antiguas del mundo, tomándose como referencia en las leyes de la sociedad antigua.

Se puede contemplar una relación directa con la historia de Europa occidental en un contexto social y a veces político, además de las regiones aledañas, se entiende que la expansión del cristianismo proviene de la cuenca del Mediterráneo.

Esta religión, fue legalizada por Constantino I en el siglo IV, estableciéndose como la religión oficial del imperio romano durante el mandato de Teodosio I, desarrollando varias comunidades en regiones de Persia, la india y china, además de establecer la conversión masiva en varios imperios europeos.

Para 1504 aparece el gran Cisma, donde se separa la religión cristiana en sus primeras tendencias estas son la iglesia ortodoxa de oriente y el catolicismo, para esta época existía una disputa por el predominio de las creencias y la religión.

Se presenta la pérdida de los territorios del norte de áfrica y el medio oriente bajo los principales rivales de la religión cristiana para la fecha, la religión islam, más adelante vendría la reforma protestante con la publicación de las 95 tesis de Martín Lutero en 1517.

Origen del cristianismo

El cristianismo en sus principios era considerado un movimiento ilegal, considerado en la sociedad antigua como antisocial y ateo, sobre todo era debido a su comportamiento irreverente frente a los estatutos del imperio.

En la antigüedad, eran comunes las revueltas y protestas de cristianos, al punto en que eran considerados una amenaza para la sociedad, estos eran considerados la raíz todo de todo más que pasaba en la sociedad, incluyendo los eventos de fuerza mayor, debido a la sugestión divina de la naturaleza frente a las creencias.

Es por esto que cada vez que surgía una catástrofe, temporadas difíciles con el clima o eventos políticos desfavorables, los cristianos eran buscados y sacrificados de las maneras más crueles, bien sea en el martirio o durante eventos en la arena, donde eran devorados por leones.

Negación a adorar emperadores

La política y la religión siempre han venido ligadas entre sí, debido a que estas son tendencias de control en la población, bien sea a través de la enseñanza o la adoración, es por esto que muchos emperadores de la antigüedad, obligaban a su gente a adorar sus estatuas como simbolo de deidad.

Estos monarcas, colocaban estatuas de sí mismo en las plazas más concurridas de las ciudades, emitiendo decreto de adorarlas y respetarlas como dioses o bajo el concepto de hijo de dioses, los cristianos se negaban a realizar estas prácticas debido a que, para ellos era considerado una herejía en su creencia religiosa.

Es por esto que los cristianos eran vistos como irreverentes y traidores a su nación, por estar en contra del orden establecido, es por esto que eran siempre perseguidos y generalmente asesinados por las autoridades del imperio.

La historia del conflicto con respecto al cristianismo fue brutal durante el imperio romano, se sabe que más de 4000 cristianos fueron víctimas de persecución y asesinato.

Más tarde, con la legalización del cristianismo como única religión del imperio romano y bajo las garantías que, Constantino otorgó a esta religión, los cristianos se dieron a la tarea de expandir su creencia por el resto del mundo considerado pagano.

¿Cuál es la historia del cristianismo y sus principales características?

La persecución cristiana

Los cristianos, una vez tomado fuerza, fueron autores de múltiples persecuciones a otras sociedades estatuidas en la época, cuyas creencias eran diferentes a la suya, en la antigüedad la sociedad cristiana, incluyendo los civiles acostumbraban a hostigar y atacar a los considerados paganos, destruyendo sus templos y símbolos.

La religión cristiana, no solo persiguió a creyentes de otras religiones, a su vez se perseguían entre ellos mismos, ya que existían variaciones de la misma religión. Se sabe que Bizancio destruyó iglesias no calcedonianas.

Además, se contempla la guerra de los 30 años y la cacería de brujas a principios de la Europa moderna, dos ejemplos importantes de la persecución de cristianos contra cristianos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *